8 recetas caseras para nutrir tu piel
espanol

8 recetas caseras para nutrir tu piel

Kathleen Lowenstein

Seamos honestas: encontrar el tiempo para los rituales de “self-care” es difícil. Aún en plena cuarentena encerrados en nuestros hogares, los obstáculos a la relajación tranquila están por todos lados, especialmente si tienes niños pequeños. Te puedo visualizar, mamá, recogiendo detrás de la secuencia sin parar de manualidades, preparación de alimentos y experimentos científicos, intentando trabajar un poquito en medio del caos y también mantener vivo a ese frágil huerto nuevo de hortalizas. Ahí estoy yo también, igual. 

Preparar unas recetas caseras de cuidado facial o hacerte un auto-pedicure probablemente no aparezcan en la agenda semanal de actividades en casa. Así que me tardé más que esperaba en crear y probar estas recetas (con unas pequeñas ayudantes a mi lado), y la verdad que no fue un proceso bonito, a la Instagram. Pero me parece muy buen momento--durante el mes de las madres-- para publicar este artículo, esperando que inspirara a las mamás a disfrutar de algo que a muchas nos hace falta: un poquito de tiempo a solas…y un facial.

MASCARILLAS FACIALES

Tenía algunos retos en mente al formular estas recetas: que sean fáciles de preparar con ingredientes accesibles y que vayan dirigidas a algunas condiciones comunes de la piel, mientras apoyen su salud general. "Casera" no tiene que significar inefectivo, y mientras no les prometo de ninguna forma que te den resultados como los de un facial profesional, estas recetas sí puedan darle a la piel--y a los sentidos--un “boost”.

Algunos tips: 

  1. Antes de aplicarte una mascarilla, ponte a hacer un vapor facial (pregunta sobre nuestros paquetes de hierbas para vapor) si tienes el tiempo, o por lo menos ponte una toalla húmeda y caliente sobre la cara para ayudar a abrir los poros. Y siempre aplica la mascarilla después de limpiar y desmaquillarte la cara.
  2. No necesitas utensilios especiales, con lo que tengas a la mano en la cocina está bien. ¡Sólo asegúrate de que todo esté limpio!
  3. Estas recetas son suficientes para 1-2 aplicaciones, entonces podrías compartir tu mascarilla con alguien en la casa o si las vas a preparar sola, puedes ponerte lo restante sobre el cuello, el pecho o hasta en la zona superior de la espalda. Te recomiendo usar las mascarillas al momento de prepararlas y no almacenarlas más que 12 horas en refrigeración.

Mascarilla de mousse de chocolate

  • ½ aguacate (puedes usar esa mitad que tienes guardada en el refri si no está demasiado oxidada)
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • Leche de almendra (o agua filtrada) según se requiera

Machaca el aguacate con un tenedor, luego añade el cacao y mézclalo bien. Añade el líquido (leche o agua) hasta que tenga una textura parecida a un mousse. Usando los dedos, aplícalo a la piel, masajeándolo suavemente para darle una limpieza con aceite. Puedes dejarla sobre la piel unos 5-10 minutos y luego enjuagar con agua tibia. Usa tu tónico y humectante después.

Beneficios: 

El aguacate contiene vitamina E y ácidos grasos nutritivos, y el cacao contiene polifenoles benéficos (y también cafeína). Esta mascarilla sirve como una limpieza con aceite profunda y también para darle un pequeño “lift” a la piel.

Para quién sirve: 

Esta mascarilla la recomiendo para todos, aunque demasiado limpieza con aceite pueda causar resequedad por quitarle demasiados aceites naturales de la piel--la moderación siempre es buena idea.

Mascarilla de probióticos + enzimas

  • 1 cucharadita de yogurt con lactobacilos vivos (prefiero usar un yogurt de cabra de un proveedor local)
  • 1 cucharadita de puré de papaya madura
  • ½ cucharadita de miel de abeja cruda

Combina todos los ingredientes en un pequeño recipiente, y luego aplica sobre la piel de la cara y del cuello. Déjalo reposando de 10-15 minutos antes de enjuagarse con agua tibia. Después usa tu limpiador, tónico y humectante.

Beneficios:

Los probióticos y el ácido láctico encontrados en el yogurt lo hacen una opción excelente para ayudar a equilibrar el microbioma, quitar las células muertas de la piel y fomentar la producción de ceramidas. La papaya contiene una enzima proteolítica nombrada papaína que puede acutar como exfoliante químico y ayudar a rejuvenecer la piel. La miel cruda también contiene enzimas benéficos y es un humectante natural, atrae la humedad en el aire a la piel.

Para quién sirve:

Esta mascarilla es muy buena para la piel reseca o apagada. Sí recomiendo precaución al usar la papaya porque puede ser un alérgeno. Si eres alérgica a la papaya o al látex, no la debes usar. Yo sugiero usar la papaya madura porque la fruta verde contiene más papaína y puede ser más irritante. Si tienes la piel muy sensible o reactiva, puedes eliminar la papaya de la receta.

Mascarilla de kombucha + arcilla

  • 1/8 cucharadita de té matcha en polvo*
  • 1 cucharadita de arcilla verde (o bentonita)
  • Kombucha natural, según se requiera

Mezcla la matcha y la arcilla. Agrega la kombucha poco a poco hasta crear una pasta medio aguada. Puedes aplicarte esta mascarilla con brocha o con los dedos. Déjala reposando entre 10-15 minutos pero manténgala hidratada con un rociador de agua o de tónico para que no se endurezca. Enjuaga con agua tibia y luego usa tu limpiador, tónico y humectante. 

*Si no tienes matcha en polvo puedes usar té verde natural recién preparado. Sólo habrá que agregarle más arcilla para equilibrar la proporción de líquido en la receta.

Beneficios:

El té verde es un ingrediente cuyas propiedades se han investigado mucho en sus efectos sobre la piel y tiene varios beneficios, incluyendo la regulación del sebo y como un antioxidante hidrofílico tópico. Por cierto, ¡estos beneficios también se pueden adquirir con tomar el té verde! En esta mascarilla combinamos el té fresco con el fermentado en la forma de kombucha que contiene probióticos, enzimas y vitaminas B. La arcilla en esta receta pueda ayudar a destapar los poros y quitar detritos.

Para quién sirve:

Esta mascarilla es muy buena para la piel tendiente a acné, y mi recomendación es usarla alrededor de la ovulación si tienes acné cíclico. Los poros empiezan a encogerse después de la ovulación y la producción natural de aceite aumenta en la siguiente fase lútea entonces la extracción de detritos y sebo excesivo antes de este cambio pueda ayudar a prevenir acné más adelante en el ciclo menstrual. También sirve como una buena dosis de antioxidantes para todo tipo de piel.

Mascarilla aclaradora ayurvédica 

  • 1 cucharada de harina de garbanzo (la puedes hacer usando los garbanzos secos y un procesador de alimentos, moliendo hasta que quede un polvo fino)
  • 1/8 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1-2 cucharaditas de agua de coco (o agua filtrada)
  • ½ cucharadita de ghee* fundido o aceite prensado en frío

*El ghee es mantequilla clarificada y contiene altos niveles del ácido graso oleico y palmítico. También contiene colesterol, un componente natural de nuestra capa de lípidos. Busca ghee hecho de mantequilla de libre pastoreo, alimentado con pasto. Si no encuentres el ghee o prefieres una opción vegana, puedes usar aceite de coco, de oliva o de cártamo.

Mezcla la harina de garbanzo con la cúrcuma, luego agrega el agua poco a poco hasta formar una pasta aguada. Hasta el final agrega el aceite o el ghee y combina. Aplícala con los dedos o con una brocha y déjala sobre la piel hasta 10 minutos. Enjuaga con agua tibia, masajeando suavemente--en serio, muy ligeramente--para un poco de exfoliación física. 

Beneficios:

Esta mascarilla contiene ingredientes con una larga historia de uso tradicional ayurvédico. La harina de garbanzo (también conocido como besan) es buena fuente de minerales y proteína, también sirve como exfoliante ligero. La cúrcuma es por supuesto un anti-inflamatorio reconocido y se ha estudiado por reducir la hiper-pigmentación en la piel. El ghee se usa tradicionalmente como humectante y para fortalecer la barrera de la piel.

Para quien sirve:

A mi me gusta esta mascarilla para reavivar la piel apagada y también para los que tienden a la hiper-pigmentación. Recuerda que la cúrcuma sí mancha todo entonces puede dejar un leve tono amarillo sobre la piel, pero se quita fácilmente con agua y jabón. Si tiendes al acné, puedes escoger el aceite de cártamo o de otra semilla en vez del aceite de coco o el ghee.  Y siempre hay que tener cuidado con los exfoliantes físicos sobre la piel del rostro--no vayas a frotarle demasiado o puedes causar irritación y micro rasgaduras.

PARA EL CUERPO

Exfoliante “supraciclado” de café + coco

(del blog de Trash is for Tossers)

  • 1 taza de restos usados de café (secos)
  • 1 taza de azúcar
  • ½ taza de aceite de coco
  • Aceites esenciales según tu preferencia (algunos que recomiendo son el cardamomo, menta piperita o naranja dulce) 

Mezcla todos los ingredientes y guárdalo en un recipiente tapado. Se puede usar sobre la piel mojada en la regadera o la tina para exfoliarse y humectarse. Me encanta usarlo sobre las piernas y los pies, y también para suavizar las manos.

Baño calmante para los pies

  • 2 cucharadas de sulfato de magnesio (sal epsom)
  • ¾ taza de sal de mar
  • ½ cucharadita de aceite prensado en frío (cártamo, almendra dulce, olivo) mezclado con:
  • 12 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 gotas de aceite esencial de albahaca
  • 8 gotas de aceite esencial de enebro
  • 10 gotas de aceite esencial de eucalipto

Si no tienes estos aceites esenciales a la mano, también recomiendo los de naranja dulce, limón mexicano, menta piperita, romero o árbol de té (tea tree).

Mezcla todo en un recipiente con tapa y usa 2-3 cucharaditas en un tazón o una cubeta llena de agua caliente y dejen reposar a los pies. Ahhhh…

TÓNICOS

Decidí incluir aquí las recetas de dos de mis bebidas favoritas para el bienestar general y para apoyar la salud de la piel. También te ofrecen la oportunidad perfecta para tomar una pausa y disfrutar de un ritual sencillo y calmante. 

Latte de Leche Dorada

  • 1 taza de leche de almendra, coco o nuez de la india (mi favorita)
  • ½ nudo de raíz de cúrcuma fresca (puedes medirlo al gusto)
  • ½ nudo de raíz de jengibre fresca (puedes medirlo al gusto)
  • 1-2 giros de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de ghee o aceite de coco
  • Miel cruda al gusto

Combina la leche y el aceite o el ghee en una olla a fuego lento. Usando un rallador plano, agrega la cúrcuma y jengibre y luego la pimienta negra. Deje que se caliente hasta casi hervirse y luego quítalo del fuego y usa un colador al vaciarlo en una taza. Añade la miel al gusto.

A mi me gusta tomar este latte antes de acostarme, pero también lo podrías disfrutar por la mañana en vez de un café. La cúrcuma y el jengibre brindan beneficios anti-inflamatorios, la grasa y la piperina encontrada en la pimienta negra ayudan a activarlos. La leche dorada es una receta inspirada por una bebida tradicional de la India y también toman té de cúrcuma en algunas zonas de Japón.

Té de ortiga + jamaica

  • 2 cucharadas de hojas de ortiga (secas)
  • 1 cucharada de flores de jamaica (secas)
  • 3-4 cucharaditas de miel cruda (opcional)
  • 8 tazas de agua filtrada 

Agrega la ortiga y las flores de jamaica a un recipiente de agua hervida (aproximadamente 2 tazas) y deja reposando 20 minutos. Usa un colador para vaciarlo en un recipiente, agrega la miel y mézclalo. Deja que se enfríe y añade el agua para diluir. Se puede servir con hielos y guardar en el refrigerador. Nota: También se puede tomar caliente y en porciones más pequeñas. Para una taza, sugiero 1 cucharadita de ortiga y ½ cucharadita de flor de jamaica.

Las flores de hibiscus sabdariffa se utilizan en toda la república para preparar la tradicional agua de jamaica y son una excelente fuente de vitamina C. Reconocida por sus propiedades benéficas para el sistema inmunológico, la vitamina C también es muy importante para la piel radiante porque es esencial para sintetizar el colágeno. Ortiga (urtica dioica) es una hierba popular en todo el mundo y se utiliza mucho para apoyar a la salud femenina. Contiene hierro, calcio, magnesio y vitamina K y se puede usar como diurético suave y un tónico uterino. 

………………………………………..

Ojalá que disfruten estas recetas y puedan encontrar un buen momento para incorporarlas en sus rutinas cotidianas. Y si no eres madre pero estás festejando a tu mamá, ¡favor de compartir este artículo! Es buen pretexo para disfrutar de una noche virtual de spa juntas, ¿o no? 

Por favor no duden en comunicarse con cualquier duda, me pueden contactar por email en kate@ablubotanica.com o en Instagram o Facebook.

Recursos:

Sitios web

www.askdrweil.com

www.marieveronique.com/blogs/science-research

www.theherbalacademy.com

www.acneeinstein.com

www.osmiaorganics.com/pages/blog

www.trashisfortossers.com

www.wellandgood.com

www.mindbodygreen.com

Autores

Trevor Cates

Amy Galper

Rosemary Gladstar

Robert Tisserand


Leave a Comment

Please note, comments must be approved before they are published